Inicio > Uncategorized > Los “Recursos Humanos”: ¿Más recurso que humano?

Los “Recursos Humanos”: ¿Más recurso que humano?

Lucas llevaba más de una década ofreciendo a su empresa sacrificio,  profesionalidad, perseverancia y humildad como responsable de RRHH cuando un día, de forma inesperada, recibió una oferta de trabajo. Le ofrecían irse a otra del mismo sector y en la misma localidad en la que trabajaba para ocupar un puesto directivo con un importante incremento salarial e importantes posibilidades de desarrollo profesional. Lucas, por lo inesperado y por la necesidad de dar una respuesta rápida, no supo que decir por unos instantes, pero no tardó ni diez segundos en rechazar la oferta. Le ataba su pasión por su trabajo, su fidelidad, su sentido del compromiso, los lazos emocionales que se habían creado tras trabajar tantos años en una empresa en la que todos se conocían y tal vez el miedo a lo desconocido.

Sin embargo, sólo bastaron veinticuatro horas para comenzar a arrepentirse de su decisión al comprobar que sus superiores no valoraban como creía ni sus sacrificios, ni su profesionalidad ni mucho menos su humildad, su perseverancia ni sus valores éticos. Comprobó con disgusto que las cualidades más valoradas en la empresa por la que había apostado no eran ningunos de las anteriores sino el mayor o menor grado de popularidad en la participación de los eventos sociales de la empresa, en las tertulias con unos y con otras en la máquina del café, el presentismo y el “apararentar que se trabaja”, aunque el trabajo lo hagan otros mientras que tú te dedicas a cultivar las relaciones personales.

Poco tiempo más tarde cuando Lucas pasó por difíciles momentos personales, comprobó con desilusión como los vínculos emocionales que le unían a sus compañeros no eran bidireccionales y aunque eso le afectó supo recomponerse aunque con secuelas.

Pero, la gota que colmó el vaso de Lucas tuvo lugar en aquél momento en el que no fue capaz de contar a más que a un puñado de miembros de su empresa en el funeral de un compañero fallecido, mucho antes de lo que nadie debe hacerlo. Tal vez es que para algunas personas dedicar una hora de su vida en algo que no es divertido es demasiado tiempo… Este acontecimiento le hizo replantearse muchas cosas y aunque Lucas siempre supo que a la empresa no se le podía exigir tener sentimientos porque no es un ser humano, llegó a la conclusión que esa frase que dice que “las personas son el mejor activo de la empresa” no es más que un mantra “guay” extraído de algún libro de management pero que no se corresponde en absoluto con la realidad y es que Lucas comprobó que los recursos humanos cada día tienen menores dosis de componente humano.

Después de todo esto Lucas quedó seriamente tocado, pero no hundido.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. octubre 25, 2010 en 6:33 am

    “las personas son el mejor activo de la empresa” no es más que un mantra “guay” extraído de algún libro de management.

    Esa frase define todo. Los recursos humanos hoy en día se han convertido en meros números para las empresas, sobre todo las grandes y da la impresión de que sólo los hábiles en relaciones personales triunfan. Quiero pensar que esto no es así, que no es del todo cierto y que, los recursos humanos son el mejor activo que tiene la empresa. Quizás tengamos que cambiar la manera de pensar del personal que en ella trabaja y convertirnos en “profesionales” que hoy están aquí y mañana allí a modo de entrenadores o jugadores profesionales de futbol. No rechazando ofertas que puedan ser motivadoras desde todos los aspectos, el económico, el profesional y sobre todo el personal. Quizás así las empresas valorarían a su personal. No se trata de ser mercenarios empresariales sino auténticos profesionales que valoren no sólo lo que aportan a la empresa sino más bien lo que de ella reciben.

  2. octubre 25, 2010 en 7:07 pm

    Estoy de acuerdo contigo Mikel. Muhas gracias por tu comentario.

    Un saludo

  3. octubre 26, 2010 en 10:48 pm

    Esta mañana al dictar clases en la materia de RR.HH. les decía a mis alumnos que enamorarse de una empresa podría tener serias consecuencias, al estar mucho tiempo en una a la que se le dedica mucho tiempo, conocimientos y aportes profesionales y que luego esta nos tenga que despedir, o que tengamos que sufrir decepciones es muy doloroso, por eso aconsejo lo mismo que una canción de amor que dice “no te aferres…a un imposible”, también estoy de acuerdo con mi colega Mikel, a veces uno sólo debe pensar en ser independiente para no tener desamores y no mirar atrás, ver las puertas que se abren, y cerrar para siempre las del pasado, buen artículo, muy humano.

  4. Minor Coto
    noviembre 1, 2010 en 11:36 pm

    Excelente tema, los felicito por tratar este tipo de comentarios, ya que no debemos perder de vista que somo seres humanos los que trabajamos en las diferentes instituciones. Saludos

  5. Ana Verónica
    noviembre 3, 2010 en 1:12 pm

    Me gustan las palabras de José Miguel: “no te aferres…a un imposible! Pero cómo no enamorase? si realmente el compromiso organizacional es como el amor, ciego, sordo, mudo y uno no puede medir hasta donde se enamoro de la organización.
    Realmente uno debería poner límites a lo que hace, pero por ello somos humanos y nos olvidamos de planificar nuestra carrera profesional, algo de suma importancia. Para que no nos pase lo de Lucas hay que pensar siempre en el cambio, a pesar que existe un gran miedo a lo desconocido debemos prepararnos para la incertidumbre, ese es el mejor modo para tratar de no enamorarnos como dice José Miguel.
    …Pero colegas, no olvidemos lo que dice Mikel no sólo pensemos en dar, también hay que recibir…los recursos humanos somos lo más importante!! … puede no haber dinero, si existe la creatividad, puede no haber materiales y nosotros los traemos de casa, pero si no hay seres humanos no existen las organizaciones.
    Muy buen articulo Mario! Gracias por permitirnos pensar en lo que hacemos a diario.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: